Uso y Cuidados

¿Cómo son las recomendaciones de cuidado del cuero?

El cuero que utilizamos es cuero 100% natural vacuno. Es un cuero muy noble y su proceso no es nocivo ni para el medio ambiente ni para las personas que lo trabajan. Si se mantiene con cuidado, es un material que puede durar muchos años y se pone cada vez más lindo con el paso del tiempo.

Algunas recomendaciones para su cuidado:
» No sumergirlo y evitar el contacto con agua. Además de perder su color, pierde su forma, su resistencia y también puede manchar otros materiales con los que está en contacto.
» En caso de que se humedezca o entre en contacto con agua, pasar un trapo limpio y seco y luego dejar secar a la sombra, en un lugar ventilado y a temperatura ambiente. Nunca exponer a fuentes de calor.
» Si se ensucia, limpiar con un paño levemente humedecido primero y luego secar a la sombra a temperatura ambiente. Si es necesario utilizar jabón neutro, pero con muy poca agua.
» No utilizar productos de limpieza que no sean jabón neutro. Tampoco utilizar alcohol o amoníaco porque pueden dañar el cuero. No use ningún producto químico.
» En el caso de los zapatos, recomendamos periódicamente engrasar el cuero o tratarlo con acondicionadores específicos para ese uso. Estos productos “Pomadas” se consiguen en nuestros locales o locales de reparación de zapatos.
» En el caso de bolsos, carteras o accesorios que permitan cargo, se recomienda no sobrecargarlo ni llenarlo con objetos con bordes filosos, ya que es un material que se amolda y se puede deformar o incluso romper.
» En el caso de Guido accesorios, limpiar con un paño seco y limpio o con un cepillo suave. Con este cuidado mínimo, su producto de cuero proporcionará un uso de larga duración.
» No sobre-exponer al sol. El aire caliente lo puede secar y dañar.
» No sobre-exponer a lugares húmedos y cerrados, ya que puede generar moho y hongos